Zacatecas. México

Diciembre 2000

Comenzamos uno de los viajes que más ganas teníamos de hacer por México, pero que por su lejanía, y el interés que teníamos por realizarlo en carro habíamos pospuesto una y otra vez.
Es esta lejanía y los más de 1500km que separan el DF de las Barrancas del Cobre en el Estado de Chihuahua, la que nos permitirá tanto a la ida como a la vuelta visitar algunas ciudades del país que no conocíamos.
La primera parada es Zacatecas. Capital del Estado del mismo nombre, un atractivo pueblo colonial de casas apiñadas y calles empinadas con iglesias y monasterios barrocos.(foto 1,2 y 3).
Al ser una antigua población india minera su historia gira alrededor de las minas, fue tomado por los españoles en 1548, y de aquí trasladaron enormes cantidades de plata a España.
Las minas se pueden visitar, tal vez la más famosa sea la de la Bufa, en el cerro del mismo nombre, y en la que tienen acondicionado un pequeño tren minero que recorre las galerías por su interior, por la noche este se transforma en un tren discotequero, ya que es el único acceso a una discoteca, que se encuentra en el interior de la mina.
Desde el interior podemos optar por salir por el mismo tren que entramos, o por un ascensor hacia la parte alta del monte, donde podremos tomar un teleférico que por encima de la ciudad nos cambia de cerro y en su cima un museo interesante, el de La Toma de Zacatecas que nos recuerda la victoria de Pancho Villa sobre los Federales (foto 4)