Tikal. Guatemala

Mayo 2000

Tikal, es la zona arqueológica más importante de Guatemala, y seguramente la más importante de todo el mundo Maya, así que un viaje a este país no estaría completo sin visitar esta zona arqueológica, el problema es que está en una zona remota al norte del país en medio de la selva, y las comunicaciones por carretera desde la capital son malas, largas y difíciles, los 500km pueden suponer de 15 a 17 horas. Lo más sencillo y caro es optar por el método "gringo" o sea un "tour" organizado que te lleva a pasar allí el finde en avión, con el hotel, comidas y guía incluido.
La verdad es que vale la pena, bueno en el avión se pasa un poco de miedo, ya que es de esos pequeños de hélices, que vuelan bajo, porque ni siquiera van presurizados. Pero llegando a Tikal uno se olvida de todo, la selva te envuelve, y cada edificio o construcción que aparece, es como un gran descubrimiento, la zona es inmensa, y uno se pasaría días dando vueltas por aquí, haciéndose  hacer fotos (foto 2 y 3), o a los animales (tucanes, monos ,..), o perdiéndose y divirtiéndose en la selva. (foto 4)
Tuvimos la gran suerte de ser los únicos hispanoparlantes en todo el grupo de gringos, y como en el contrato del viaje incluía un guía en mi lengua, no tuvieron más remedio (después de protestar un rato), de designarnos uno para nosotros solos, con la inmensa suerte que nos tocó un personaje muy amable, simpático, conocedor de la zona y el mundo maya, con el que aprendimos mucho al tenerlo todo el día para nosotros solos, lo curioso de este personaje, es que era un oficial retirado por la cantidad inmensa de balas y metralla, que recibió en la reciente guerra civil guatemalteca, y que como muchos al término de esta, no le quedó otra que o secuestrar gente, o reciclarse para dedicarse al turismo, nos contó muchas batallitas entre ruina y ruina, como la de como conoció a su mujer, una alemana de una ONG, a la que después de detener, encerrar y interrogar, por husmear zonas militares, acabó casándose con ella..., o sea que fue una visita muy instructiva, en la que además de aprender a leer los jeroglíficos y fechas de las tumbas, nos enteramos de bastantes datos de la guerra sucia de Guatemala...