Samaná. Península de Samaná. República Dominicana

Febrero 2006

La falta de infraestructuras que permitan al turista llegar de una manera cómoda a Samaná, la ha mantenido en un cierto aislamiento, este atraso se pone en evidencia paseando por las calles de la población, o comprando fruta en su mercado (foto 1).
Pero aquí en Samaná, se concentran todas las maravillas y contrastes de la isla, exuberantes bosques tropicales, amplias bahías, cuevas, cascadas, y por supuesto incontables playas paradisíacas que bordean todo su litoral con un buen clima, paz y tranquilidad.
Veréis muchas bonitas mansiones bordeando la costa en dirección a Las Galeras, y es que aquí pasaban sus vacaciones la gente rica de República Dominicana, también bonitos yates anclados en su bahía (foto 2), incluso el antiguo dictador Trujillo mandó construir unos puentes para unir "sus" cayos (foto 3), hoy en total y peligroso abandono, pero aun así se pueden pasar a visitar (foto 4), y disfrutar de las vistas que tenía este personaje hacia tierra firme (foto 5)...