Templo de Philae. Assuan. Egipto

Enero 2005

El Templo de Philae se encuentra al otro lado de la presa, y es uno de los que tuvo que ser trasladado para evitar que quedara bajo las aguas, y así se hizo piedra por piedra desde la Isla de Philae (hoy sumergida), hasta la vecina Isla de Agiliquiya, por tanto la única manera de acceder a ella, es en barca (foto 1).
Tiene una entrada muy espectacular, en la que está representada la diosa Isis (foto 2), a quien está dedicado el templo.
Su visita es obligada ya que es uno de los mejor conservados, con un gran patio formado por 32 columnas (foto 3).
Tiene la curiosidad de una placa que conmemora la llegada hasta aquí del ejercito francés de Napoleón Bonaparte (foto 4), la cual se puede leer muy bien a pesar de los varios intentos por borrar su nombre...
Hay que hacer notar que llegados a este punto del viaje, empieza a notarse en el cuerpo la saturación de templos visitados, por lo que cada vez las visitas son más rápidas y menos intensas, Ana Sofía por ejemplo, lo da por visto y opta por descansar (foto 5)...