Cella Septichora. Necropolis Paleocristiana de Sopianae. Pecs. Hungria

Agosto 2023

Hace ya 20 años que pase por Pécs por primera vez, entonces ya os hablaba de "Sopianae" la antigua Necrópolis paleocristiana que se encuentra en el centro de la ciudad. Y hoy he venido a visitarla en profundidad bajando al lugar original donde se encuentran esas tumbas.
En el 4to siglo, una notable serie de tumbas decoradas fueron construidas en el cementerio de la ciudad provincial romana de Sopianae (moderna Pécs). Estos son importantes tanto estructural como arquitectónicamente, ya que fueron construidos como cámaras funerarias subterráneas con capillas conmemorativas sobre el suelo. Las tumbas son importantes también en términos artísticos, ya que están ricamente decoradas con murales de excelente calidad que representan temas cristianos.
Estas tumbas de Sopianae, en la antigua provincia romana de Panonia sobrevivieron bajo tierra. Las cámaras funerarias, las capillas y el mausoleo excavados en el sitio del cementerio de Sopianae forman un complejo que da testimonio de una antigua cultura y civilización que tuvo un impacto duradero.
El cementerio romano fue encontrado por excavaciones arqueológicas que comenzaron hace dos siglos. Y actualmente esta declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO.
Todas las tumbas se encuentran en su emplazamiento original en el centro de la ciudad y todas se encuentran perfectamente adaptadas e iluminadas para las visitas turísticas con recorridos en diferentes idiomas.
Después de la visita a la "Cella Septichora" y al "Mausoleo", me di una vuelta por la ciudad que ya no recordaba, y esta en verdad preciosa y limpia para disfrute del turista: la catedral, la mezquita en la plaza Szechenyi y la sinagoga, pasear por la peatonal calle Kiraly y ver donde la calle se junta con la plaza la fuente donada por la familia Zsolnay (que es una famosa fabrica dedicada a la cerámica que aun funciona) con un esmalte de eosina, este hermoso monumento del ceramista Andor Pilch, tiene cabezas decorativas de buey que arrojan agua.
También me hizo gracia ver como había crecido en 20 años el montón de candados del centro de la ciudad, impresionante, en ningún lugar veréis tantos candados juntos...