Partenón. Atenas. Grecia

Noviembre 2003

El Partenón (foto 1), es la obra más representativa de la cultura y la antigua civilización griega.
Este imponente edificio, se ubica en la parte más alta de la llamada roca sagrada en el centro de la acrópolis, por lo que es visible desde todos los puntos de ella (foto 2), y desde casi toda la ciudad de Atenas.
Fue Pericles quien ordenó su construcción en el año 447 A.C., totalmente de mármol en estilo dórico en honor a la diosa Atenea.
Este legendario edificio es el que más impresiona al visitante, por su historia, su belleza y su atmósfera, por lo que no es de extrañar que lo elijamos como punto de partida para nuestro viaje por Atenas y el Peloponeso.
También hay que decir que esa otra atmósfera llamada contaminación lo está devorando lenta pero irremediablemente, por lo que hay que pasarse por el museo que está junto a él, donde se puede contemplar los restos de la rica decoración escultórica que se ha salvado, junto con maquetas (foto 3) y dibujos de los frisos para que nos hagamos una idea de lo bello que era, ya que viendo el original uno no se lo puede imaginar en todo su esplendor, y solo se aprecian pequeños detalles, como la cabeza de caballo de mármol (foto 4), que es todo lo que queda de lo que se ve en la maqueta  de la foto anterior.