El Obelisco inacabado y otros. Assuan. Egipto

Enero 2005

En Assuan se encontraban las canteras que abastecían a los constructores faraónicos, y aun hoy quedan en ellas muchas huellas de esos trabajos (foto 1).
Tal vez son los Obeliscos las piezas más características de esa época, ya que era costumbre erigirlos por parejas uno a cada lado de la entrada principal de los templos, y aprovechar las caras de estos para insertar las estelas conmemorativas, o describir las hazañas del faraón que lo mandaba construir.
Tenían forma piramidal alargada, rematados asimismo por una punta también piramidal (foto 2), y debieron ser muy abundantes, aunque la mayoría de los más importantes, tuvieron como destino ser distribuidos por todo el mundo, por ejemplo los obeliscos que ordenó levantar Thutmosis para sus templos de Deir el Bahari, Ra y Heliópolis, se encuentran hoy en Estambul, Roma, Londres y Nueva York.
Pues en estas canteras de Assuan, podréis ver como se tallaba un obelisco de las mismas proporciones que el de la reina Hatshepsut en Karnak (29 metros de altura y 300 toneladas de peso), lo que ya no se ve tan claro, (de hecho nadie lo sabe), es como se sacaba de allí (fotos 3,4 y 5),como se llevaba hasta el río, se cargaba y descargaba en una barca y se llevaba a su lugar de emplazamiento. Tan solo tienen una teoría, (y solamente aceptada por los egipcios), para poner el obelisco en posición vertical en su emplazamiento final, y se trata de llevar allí a la mujer más bella del país, la cual solo tendría que acariciar la fría piedra para que esta se levantara...