Península de Karpaz. Chipre del Norte

Julio 2013

Pretendemos llegar hasta el extremo final de la Península de Karpaz, y la verdad es que no supone ningún problema, la carretera al principio es buena (foto 1), y aunque luego al entrar en las zonas que ya no están casi habitadas, pues empeora (foto 2), pero al no haber casi vehículos circulando, se hace bien.
Aparte de disfrutar de cualquier playa que nos salga al paso, hasta aquí se viene a ver naturaleza y paisajes salvajes. Para ello se ha creado un parque, el "Dipkarpaz Milli Park" (foto 3), que no es nada más que una reserva de "burros salvajes", y es lo que vamos a encontrar y con lo que tenemos que tener precaución como indica la señal (foto 4).
Y en seguida los encontramos (foto 5), pastando alrededor de la carretera. No tienen nada de "salvajes", que no sea que son libres y campan a sus anchas, y la verdad es que no hay que ni ir a su encuentro ya que son totalmente amistosos e incluso vienen a dejarse acariciar (fotos 6 a 9).
Vimos algún que otro animal más como una serpiente atropellada (foto 10), o rebaños de ovejas a la sombra (foto 11).
Y así continuaremos disfrutando del paisaje y de los animales hasta que lleguemos al extremo de la península desde donde divisaremos los últimos islotes de tierra (fotos 12 y 13), y como no, las banderas norte-chipriota y turca (foto 14)...