Laguna Negra. Mucuchies. Mérida. Edo. Mérida. Venezuela

Abril 2006

Nuestro último día en Mérida, decidimos regresar a la Laguna de Mucubají a por nuestra excursión a caballo que dejamos pendiente por la lluvia y la niebla hace unos días, pero el tema continua igual, o sea niebla y lluvia (foto 1). Como ya nos hemos acostumbrado al mal tiempo de los Andes merideños, e incluso ya disfrutamos de la lluvia, pues rentamos los cuatro únicos caballos que se encuentran en los establos para dirigirnos a la Laguna Negra (foto 2).
Con una leve lluvia y envueltos en la niebla, los paisajes por los que cabalgamos son muy surrealistas, emocionantes y a la vez tranquilos (fotos 3 y 4). El barro no nos permite ni parar, despistarnos, ni salirnos del camino, así que de un tirón en más o menos 1 hora, llegamos a la Laguna Negra (foto 5).
El que se pregunte como se toma Ana Sofía un viaje a caballo, entre el barro, sin ver nada por la niebla, con frío, a más de 4000 metros, y lloviendo. Pues simplemente optó por dormir placidamente a lomos del caballo (foto 6)...