Fiordo de Kotor. Montenegro

Julio 2005

Para salir de Kotor en dirección a la carretera de la costa que lleva a Croacia, hay que recorrer todo el largísimo y enrevesado fiordo, y además hay que hacerlo lentamente, no solo porque la carretera es estrecha y con muchas curvas, sino porque el paisaje es fabuloso (foto 1), y uno se creería en la mismísima Noruega sino fuera porque de las poblaciones emergen los campanarios "tipo veneciano" típicos de la Dalmacia (foto 2).
Por otro lado si se pasa por aquí en temporada turística es un placer adicional bañarse en las fresquitas y tranquilas aguas del fiordo en cualquiera de las poblaciones que atraviesa la carretera, nosotros paramos en una llamada Dolji Morinj, ya cuando cuando teníamos todo el fiordo casi recorrido, además es genial si se viaja con niños, ya que la ausencia de olas les permite disfrutar mucho más del baño...