Kyzyl Belek. Tierra Roja. Kirguizstan

Abril 2004

En nuestra siguiente excursión, pretendemos hacer un recorrido por una pista marcada en el mapa como principal, y que une dos poblaciones de valles distintos cruzando un pequeño collado de montaña, y así ver hasta que punto se puede salir uno de la carretera en este país.
La zona se llama Kyzyl Belek, que significa en "kirgi": Tierra Roja, el nombre es bastante apropiado ya que efectivamente la tierra es de ese color por aquí (foto 1).
Pero al ir tomando altura, esa tierra se fue convirtiendo en barro, y cada vez más y más profundo (foto 2), el pobre todo-terreno solo patinaba de un lado a otro.
Lejos de mejorar, con la altura iba empeorando, ahora hizo acto de presencia la nieve, e igual que el barro, cada vez más y más profunda, el "Galloper" quedaba atascado y empanzado una y otra vez con medio metro de nieve (foto 3), solo avanzábamos haciendo marcha adelante y marcha atrás una y otra vez.
Y pasó lo que tenía que pasar, reventó el radiador de tanto forzarlo (foto 4), el asunto era grave, nos encontrábamos en lo más alto de la pista, rodeados de nieve, no nos habíamos cruzado con nadie en todo el día, por lo que no esperábamos ayuda, y no estábamos preparados para pasar allí la noche, y menos Ana Sofía.
El asunto se resolvió llenando el motor y el radiador de nieve para bajarle los humos, y haciendo unas cuantas excursiones a un barranquito cercano por donde corría agua líquida para llenar el radiador con la única botella de agua de que disponíamos, afortunadamente ya no nos quedaba más que el camino de bajada, y no había que forzar el coche (foto 5)...