Jordanbad. Biberach. Alemania

Enero 2004

Estos últimos inviernos que hemos pasado en Alemania, siempre hemos sido obsequiados con un intenso calor familiar, que contrasta con las bajas temperaturas y nieve que nos encontramos en el exterior, por eso cada invierno y en excursión familiar hemos visitado unos baños termales diferentes, la verdad es que hay muchos por todo el país, la mayoría artificiales ya que consiguen el agua caliente a fuerza de perforar en la tierra para sacarla. Estos de Jordanbad están en la localidad de Biberach al sur de Alemania y extraen al agua a más de 1000 metros de profundidad a una temperatura de 47°C, luego con ella y utilizando más de 9000 metros cuadrados de superficie cubierta te ofrecen infinidad de posibilidades: Se puede empezar con un baño en el exterior (con la temperatura ambiente a bajo cero) (foto 1), tostarse como una "pizza" en el solarium (foto 2) disfrutar como un niño con los toboganes, rampas, saltos, bañarse en piscinas a diferentes temperaturas, hasta una con agua del tiempo (imaginaros), como curiosidad tienen una piscina de agua salada, pero lo curioso es que la sal la traen del Mar Muerto (la misma que según la publicidad de la terma es en la que se bañaba Cleopatra, yo pensaba que lo hacía en leche de cabra).
Pero lo que más disfrutamos nosotros, fue la zona para niños y bebés (fotos 3 y 4), donde Ana Sofía pudo chapotear de lo lindo, en definitiva una salida familiar en la que todos pudieron disfrutar...