Grossglockner,Austria

Julio 2004

La naturaleza se ha mostrado generosa con Austria, hablar de este país, es hablar de paisajes y montañas, y en el Grossglockner, su montaña más alta, es donde alcanza la mayor expresión.
Hay una carretera panorámica que recorre esta zona y nos conduce primero por los suaves prados del valle con sus animales de pastoreo (foto 1), luego va tomando altura y aparecen las primeras nieves, todo está de postal, no faltan ni las vacas "Milca" (foto 2).
Todo está muy bien organizado para que el turista disfrute y saque provecho y conocimiento de su estancia en el lugar, a base de caminos didácticos, exposiciones, pequeños zoos, balcones panorámicos con carteles y fotos explicativas de lo que se ve, senderos balizados para hacer excursiones, etc.
Pero continuemos nuestro recorrido por la carretera, encontraremos pastores y granjeros haciendo sus faenas típicas de campo, la (foto 3), bien podrían ser Heidi y su abuelito, pero no, son Ana Sofía y un pastor que trabajaba en medio de un paisaje soberbio.
El punto culminante del recorrido, es cuando nos encontramos frente al Grossglockner de 3789 metros de altura (foto 4), y el glaciar Pasterze (foto 5), el más largo de los Alpes orientales, aquí sobran las palabras, y no queda más que embobarse con la contemplación del paisaje desde los miradores (foto 6)...