Playas de Fuerteventura. Islas Canarias. España

Enero 2004

Definitivamente el tema de las playas NO funcionó con Ana Sofía, ya el primer día se nos "quemó" la carita, eso sin exponerla directamente al sol, y usando crema de bebé con factor de protección "30".
El otro problema grave, es la fina arena de las playas de Fuerteventura, que a poco viento que sople, hace que esta se levante y vuele hasta los ojos y la boca de Ana Sofía, y la pobre no entendía nada de lo que pasaba, registramos en su libro del bebé que fue precisamente la arena de las  playas de Fuerteventura el primer alimento sólido que Ana Sofía ingirió.
Así las cosas, nos olvidamos completamente de ir con las toallas a tomar el sol en la playa, y cada vez que nos queríamos bañar pues lo hacíamos en la tranquilidad y limpieza de las piscinas del hotel...
No obstante visitamos varias playas para pasear o disfrutar de los atardeceres en la playa, algunas de las que vimos son estas: Costa Calma (foto 1), que es la playa del hotel.
La famosa Playa Gorriones (foto 2) se encontraba a solo 2 km de paseo desde el   hotel, y se podía ir paseando por la misma playa y regresar en bus, esta playa es famosa porque aquí se celebra cada año la prueba española de la Copa del Mundo de Windsurf, aunque a nosotros nos pareció más interesante ver como evolucionaban unos cursillistas del nuevo deporte de moda: el "Kitesurf", realmente espectacular.
Al sur de la isla se encuentra la península y las playas de Jandía (foto 3), amplias y espléndidas de finísima arena dorada.
Dicen que el sur de la isla está tomado por los alemanes, mientras que las playas del norte son dominio de los ingleses, allá están las bellísimas playas con dunas de arena blanca de Corralejo (fotos 4 y 5) con los mejores paisajes...