Palacio de Eksinovgrad. Mar Negro. Bulgaria

Septiembre 2004

Nos visita nuestra amiga Encarna de Barcelona, y le tenemos preparada una sorpresa, un "fin de semana real el Mar Negro". Sabemos que es posible solicitar por escrito a través del Consejo de Ministros cualquier residencia oficial, y nos gustaría disfrutar nada más y nada menos que del Palacio de Eksinovgrad, residencia veraniega de los primeros monarcas búlgaros del siglo pasado, o sea de la familia del actual Primer Ministro de Bulgaria y ex-rey Simeón II.
Nuestra sorpresa es que en apenas dos días recibimos un acuse de recibo, vía "mail", en el que nos comunican que debido a las características especiales de esa residencia, el permiso lo tiene que firmar el ministro, pero que en unos días tendríamos nuestra autorización.
El Palacio de Eksinovgrad está acondicionado para recibir huéspedes, y hoy en día se utiliza para alojar en él a las visitas de estado en su estancia en Bulgaria, así que nos fuimos para allá con la nuestra, el lugar impresiona nada más llegar (foto 1), maravillosamente rodeado por jardines, ese fin de semana iba a ser para nosotros solitos (foto 2), la verdad cuesta de creer tanta belleza e íbamos y veníamos un poco perdidos por los jardines (foto 3).
Dos días es muy poco tiempo para tanto que había por ver aquí dentro, pasear por sus bosques, ver el grandioso invernadero, flores muy bien cuidadas por doquier, miradores, terrazas al mar, y todo con un toque real, desde los picaportes de las puertas hasta las farolas de los jardines, todo coronado con coronas reales (foto 4).
Pero hay más, el palacio se encuentra junto al mar, y toda su preciosa, kilométrica y exclusiva playa es para nosotros solos este fin de semana (foto 5), y la disfrutamos (foto 6), con la seguridad que incluso en caso de mal tiempo disponíamos de una piscina cubierta con agua de mar calentada (foto 7), y todo el servicio que os podáis imaginar, bar en la playa, restaurante en un acantilado sobre el mar, especialidades de cocina búlgara cocinada preparada ante nuestros ojos...creo que "realmente" sorprendimos a nuestra visita (foto 8)...