Eisriesenwelt. Werfen. Austria

Julio 2004

Eisriesenwelt es una de las maravillas naturales más fantásticas que se puedan visitar, se trata del glaciar subterráneo más grande del mundo, y se encuentra en estas montañas de Austria en la localidad de Werfen (foto 1). La cueva por donde se accede al glaciar es imperceptible desde el valle, pero un teleférico nos sube cómodamente a la altura de ella, aunque tendremos que andar más o menos 1 km. para llegar a su boca.
La cueva no posee iluminación artificial para no aumentar la temperatura en su interior, así que los visitantes son equipados con lámparas de carburo como las que se usaban antiguamente en minería.
Nada más entrar en la cueva, la sensación de frío es evidente, además ya estamos sobre el hielo en la lengua terminal de glaciar, y a duras penas por la escasa iluminación, nos damos cuenta de todo lo que nos queda por andar y en subida para remontar hasta arriba de todo el glaciar, y descender por el otro lado, unas 2 horas de pasar frío, pero que uno apenas nota por las cosas impresionantes que está viendo, túneles de hielo (foto 3), gélidas estalactitas gigantes, una tremenda estalagmita de hielo con forma de oso (foto 4), etc, es uno de esos sitios en donde las fotos, aparte de no salir bien por  lo grande y oscuro del lugar, nunca harían justicia y revelarían toda la magnificencia del sitio, de verdad de lo más increíble que se puede ver...