Chinchon. Madrid. España

Septiembre 2022

Chinchón es un pueblo a la antigua usanza, de calles empedradas, tahonas, tabernas, monasterios, plazas de toros, castillos y antiguas casas señoriales que se conserva como si el tiempo no pasara por el, por lo que se puede disfrutar de ese encanto de los pueblos del centro de España, en este caso en la Comunidad de Madrid.
Desde 1974 el centro histórico de Chinchón esta declarado "Conjunto Histórico-Artístico", y es que es uno de los pueblos más bonitos de Madrid y de España.
Aunque hay mucho que ver todo esta relativamente cerca del centro por lo que la visita se convierte en un tranquilo paseo. Se puede empezar por uno de los miradores de la población, la Torre del Reloj que domina y observa Chinchón. Cuenta la historia que la Torre del Reloj estaba unida a la iglesia de Nuestra Señora de Gracia, pero los franceses la prendieron fuego en 1808, un incendio que también dañó el capitel, el reloj y las campanas, pero sobrevivió la torre. Mas tarde se reconstruyeron, pero la torre y la iglesia quedaron separadas, por lo que Chinchón tiene una torre sin iglesia y una iglesia sin torre.
Pero por lo que es mas conocida Chinchón es por su esplendida Plaza Mayor que cuando la visite, vestía su traje de coso taurino. Es una plaza medieval castellana de libro, con sus soportales, sus casas (todas de tres alturas) y sus características balconadas de madera en verde oscuro por decisión popular. En cuanto a los soportales, el que no es una casa particular, vende pan, productos típicos, artesanía local o recuerdos viajeros, sirve como Casa Consistorial o acoge a aquellos que queremos probar la suculenta cocina castellana.
La Oficina de Turismo también la encontrarás en la Plaza Mayor, en un espacio restaurado que antaño fue un lavadero municipal.
Su castillo esta fuera del núcleo urbano, y como curiosidad, es de titularidad privada, y según la Wikipedia, desde 2016, el Castillo de Chinchón pertenece a los actuales Condes de Chinchón, título que ostenta Luis Carlos Ruspoli y Sanchiz, pero no se puede visitar, en cambio el primer fin de semana de cada mes, se puede visitar el Convento de clausura de las Monjas Clarisas, hogar, desde hace más de 20 años, de 8 monjas de la India que se ganan la vida elaborando y vendiendo dulces, los cuales podemos saborear y llevarnos a casa...