GARGANTA DEL CARES. Asturias. España.

Septiembre 1996

Desde la costa Asturiana, se puede sentir la cercanía de las montañas de los Picos de Europa. Por toda esa zona han infinitas posibilidades de excursiones, pero como solo podemos elegir una, nos decidimos por una de las más conocidas cruzando ya a Cantabria.
Se trata de la Garganta o el Desfiladero del Cares. Para recorrerlo se parte de la población de Arenas de Cabrales (no hay que dejar de probar el queso de este nombre), y por la carretera que discurre a orillas del río Bulnes se llega al pueblo de Cares y al embalse de Poncebos, desde donde empieza el recorrido a pie por la garganta del Cares, y son unas 3 horas hasta el poblado de Caín.
El paisaje es espectacular (ver fotos), con distintos tipos de vegetación según se toma altura, y con la esperanza de ver alguna cabra montesa, las cuales dicen ya desaparecidas. Los que no son tan difíciles de encontrar son los rebecos, ni los innumerables rebaños de cabras y vacas, necesarios para hacer los legendarios quesos de la región...