Cacaxtla. Tlaxcala. México

Noviembre 1999

Estas fotos aunque tienen unos meses, yo las he recibido este fin de  semana, en el que asistí a una boda en Puebla (Felicidades Anke y Luis).
Mi amigo Momo, que no ha tenido especial interés es darse prisa con las  fotos, es fotógrafo profesional, y aficionado al parapente, un día le comenté que había visitado la zona arqueológica de Cacaxtla, en la cual sería perfectamente factible salir volando con el parapente de la Pirámide principal, la idea le entusiasmó, y al poco tiempo nos dirigimos a ella.
Llegados al parking, teníamos dos opciones, una entrar furtivamente a la zona, tomar fotos rápidamente y para cuando vinieran a echarnos haber concluido el vuelo y la sesión fotográfica, y la segunda pedir un permiso formal para despegar de la pirámide.
?Que hicimos ¿
Lógicamente pedir un permiso formal que sabíamos que no nos iban a conceder (juntarse con una alemana diplomática tiene estos inconvenientes).
Por supuesto no entendían lo que les pedíamos, !!!Parapente¡¡¡, !!!Volar desde  la Pirámide¡¡¡,  lo que pasó después fue increíble, ellos estaban tan curiosos, que no solo nos dejaron, sino que no se perdieron detalle.
Con todas estas peripecias, se nos había hecho tarde, hacía mucho calor, y aunque bajo la Pirámide no hacía nada de viento, encima de ella no se podía levantar la vela por la fuerza de este, para colmo, el viento en una Pirámide no es definido, parece venir de un sitio, pero al levantar la vela esta se enroscaba una y otra vez, (recuerdo los muchísimos intentos que en Barcelona mi amigo Nil Bohigas, realizó para despegar desde la Torre Mapfre, el edificio más alto de Barcelona).
Bueno volar, volar, no volamos, pero aquí están estas fotos recuerdo de ese día.