Budapest. Hungría

Abril 2003

Hay mucho más que ver en Budapest, y la mejor manera de hacerlo es moviéndose en transporte público, el metro llega a todos lados, o si no mejor en estos tranvías que ya son de otra época (foto 1).
El gran mercado cubierto por ejemplo se atribuye a Gustave Eiffel (foto 2), su planta baja está reservada para alimentación mientras que en el primer piso están los tradicionales vendedores de bordados húngaros, bisuterías, floristas, etc...
También encontramos chocolaterías al más puro estilo vienes (foto 3), muchos restaurantes donde comer el típico "Gulasch" Húngaro (creo que todos los días fuimos a cenar Gulasch).
Budapest es una ciudad que se disfruta callejeando, tomando el sol en alguna de sus plazas, mirando tiendas antiguas, o simplemente paseando y comprando alguna postal (foto 4)...