Cascada de Hielo de Boyana. Sofia. Bulgaria

Febrero 2004

De las Cascadas de Boyana que se encuentran justo sobre la ciudad de Sofía, ya os había hablado (ver el link), aquella excursión-paseo, la definí entonces como una "caminata apta para embarazadas", debido a su proximidad a la ciudad, al agradable paseo por el bosque, lo refrescante del camino siguiendo el arroyo a la sombra en verano, etc...
Pero en invierno, para ver la cascada helada, todo cambia radicalmente ,hay que cruzar resbaladizos y peligrosos puentes (foto 1) a los que faltan la mitad de los troncos, el sendero está sepultado bajo metro y medio de nieve (foto 2) y fuimos los primeros en abrirlo, hay que esperar un día realmente frío, para estar seguros que estará totalmente congelada, durante esa semana hizo 20 grados bajo cero en Sofía, más en la montaña (o menos según se mire), e iremos con Ana Sofía (ya de 4 meses cumplidos), será su primera salida "extrema", ya que durante el tiempo que dure la excursión, no tendremos donde refugiarnos si nieva, o si simplemente tiene frío y llora, no podremos ni cambiarle el pañal (cualquiera se quita los guantes y lo hace sobre la nieve).
Pero todo salió perfecto y llegamos a la cascada (foto 3 y siguientes). Hasta ese momento Ana Sofía estuvo muy despierta y curiosa de saber adonde íbamos arrastrándonos por la nieve con aquel frío, luego cuando lo vio se durmió plácidamente y se despertó ya cuando habíamos regresado al coche...