Río Arda. Haskovo. Bulgaria

Mayo 2005

Os voy a contar un secreto que tienen los búlgaros bien escondido en los Ródopes: se trata del Río Arda, un espectáculo natural aun no explorado, y a donde hay que ir preparado y aprovisionado, ya que no encontrareis más que aldeas abandonadas, pero absolutamente ni un turista, y es que estos lugares no salen ni en los mapas, por lo que las rutas os las tendréis que inventar.
Nosotros partimos desde la localidad de Haskovo en dirección a Smolyan, lo primero que encontramos fue un gran pantano (foto 1), y numerosas carreteritas que lo bordeaban desde las alturas, disfrutando de un tranquilo y tremendo paisaje. Ya en su cabecera, comenzamos a remontar el río Arda por pistas de tierra con puentes que primero debemos cruzar a pie para ver si son seguros (foto 2). Siempre que podemos seguimos su curso montaña arriba y montaña abajo, los paisajes que descubrimos, no se pueden explicar (foto 3) uno se creería en plena selva inexplorada, pero evidentemente esta explorado, solo que olvidado en el tiempo, ya que encontramos frutales, embalses (foto 4), hasta antiguos caminos tracios con majestuosos puentes de arcos en perfecto estado de conservación (foto 5), y que en otros tiempos conectaban esas importantes aldeas hoy abandonadas...