www.escaners.info

Fecha: Marzo 2009             Orcas. Islas Shetland del Sur. Antártida.              Escaner N°: 1296

Nuestro viaje antártico termina, y ponemos proa hacia el continente sudamericano, pero cuando aun no nos hemos alejado de él y todavía viendo las costas de las Islas Shetland del Sur como fondo, estas nos brindan un tremendo e inolvidable regalo de despedida: en el horizonte aparece una orca, luego nos damos cuenta que es una familia de tres orcas que se quedan un buen rato a la vista para que las observemos (fotos 1, 2 y 3). Como ellas no se van, paramos los motores para no alejarnos nosotros de ellas y seguir disfrutando de este regalo de la naturaleza, y es entonces cuando vemos con gran asombro como se dirigen hacia nosotros (foto 4), y se colocan a nuestro lado manteniéndose junto a el barco un buen rato, como para permitir que todos las podamos fotografiar con tranquilidad, y nos llevemos su recuerdo para siempre (fotos 5, 6 y 7).
La Orca (Orcinus Orca), aunque con una población desconocida parece estar en bajo riesgo de extinción, y es que con una envergadura de 7 a 9 metros de largo, y de 3 a 7 toneladas de peso, son los verdaderos depredadores del mar, y se comen prácticamente a todos: peces, calamares, pingüinos, aves, focas delfines, ballenas, etc. Crían cada 5 años, con un periodo de gestación de 12 a 18 meses.
Pero el animal protagonista de la Antártida, el que permite que este lugar sea un paraíso para todos desde los pingüinos a las ballenas, el primero de la cadena alimenticia, es el pequeño y desconocido "krill" (foto 8), sin el no existiría aquí nada, y es tan abundante en la Antártida, que pongamos la especie animal que pongamos en un lado de una balanza, si ponemos todo el Krill antártico en el otro, la balanza se inclinaría del lado del krill, aunque pongamos todos los elefantes de este mundo en el otro...
EPILOGO.- Realmente ha sido extraordinario poder realizar un viaje de exploración a la Antártida. Una experiencia única en un lugar único. Y ahora que existen estos cruceros antárticos que aunque son caros, son accesibles, todos podemos hacer un viaje extraordinario, porque como decía Sir Edmund Hilary (que también fue explorador antártico) : "Las personas no deciden ser extraordinarias. Deciden realizar cosas extraordinarias".
Y desde luego ya no es tan riesgoso como cuando a principios del siglo XX, Sir Ernest Shackleton, recurrió a este curioso anuncio para buscar quien le acompañara a la Antártida:" Hombres buscados para riesgosa empresa, bajos salarios, crudo frío, largos meses de completa oscuridad, peligro constante, regreso seguro dudoso, honor y reconocimiento en caso de éxito", y sin duda la historia los reconoció.
Y así dejamos la Antártida sin tristeza, porque como dijo el poeta T. S. Eliot: "No dejaremos de explorar, y el final de nuestra exploración será arribar al lugar donde comenzamos y conocerlo por primera vez"...

Waypoint

Todos en Google Earth

sobre.jpg (1101 bytes) Comunícate conmigo

Anterior                                      Siguiente

-Próximo Escáner: Vicente Lopez. Buenos Aires. Argentina.

Indice Cronológico                    Indice por países