Abtenau. Salzburgerland. Austria

Agosto 2023

Vinimos a Austria con la idea de hacer vías ferratas, teníamos varias preparadas, algunas muy espectaculares, pero llevamos tres días en una pequeña población que se llama Abtenau y que iba a ser nuestra base para las excursiones, pero una tremenda borrasca lleva días instalada en la zona con las mayores inundaciones de Austria y Eslovenia que recuerdan en años, por lo que no hemos podido mas que hacer turismo. Por supuesto que no es un problema ya que hay muchas cosas que se pueden hacer en la zona incluso con mal tiempo, solo las vías ferratas y la alta montaña hay que descartarlas.
El tercer día aparece especialmente lluvioso, no apetece ni salir del hotel ni hacer turismo...pero aun así nos obligamos a salir y ha hacer algo. Optamos por algo sencillo y cercano para dar tiempo a que mejore el tiempo y optamos por ir a ver el pequeño museo etnológico de Abtenau, que no es mas que una granja- molino que se puede visitar.
Terminamos de ver el molino y un Bambi que pasa por allí y aunque no deja de llover si ha parado un poco, así que pensamos en que se podría hacer y en el mismo parking del museo hay una serie de carteles indicadores de caminos y uno de ellos nos parece atractivo ya que indica que se dirige a una plataforma desde donde observar una cascada y hacia allí nos vamos.
Nos introducimos en un bonito bosque y vamos siguiendo un río que cada vez se va haciendo mas caudaloso y llegamos a la cascada, que mas bien es simplemente una desnivel brusco que desciende el río, y no hay ninguna plataforma, pero tampoco se necesita, la vista es espectacular.
Desde allí seguimos sendero arriba ya que marca que hay una cueva, y aunque no vamos preparados, ni siquiera llevamos una frontal, nos introducimos en ella, y superamos su primer obstáculo mediante una escalera de aluminio que hay allí montada, pero no tiene mucho sentido seguir sin luz. Luego buscaríamos su nombre en Internet "Tricklfallhólle" (la cascada se llama Tricklfall)y veríamos que tiene un desarrollo de mas de 400 metros no difíciles de realizar, y que es el lecho de un río subterráneo que se seco al encontrar este otro camino mas sencillo para desaguar.
Desde la cueva en vez de regresar hacia el parking por el mismo sendero, nos vamos por otro que después de un franqueo por la montaña nos lleva a otra espectacular cascada que también viene del interior de la montaña y se llama Dachserfall...